Aprobaron el concurso para el cargo de defensor público

La Defensoría General de la Nación dio por concluido el concurso y elevó al Poder Ejecutivo la terna de candidatos para ocupar el cargo de defensor de primera instancia de Concepción del Uruguay.
Ahora el Presidente deberá elegir al candidato y nominarlo para que el Senado le preste acuerdo.
Es un paso más en la cobertura de vacantes que tiene la Justicia federal: la Defensoría General de la Nación concluyó el concurso para el cargo de defensor de primera instancia de Concepción del Uruguay y elevó la terna de candidatos al Poder Ejecutivo.
Según el orden de mérito, la terna quedó conformada por Natalia Soledad Stornini, Juan Ignacio Lazzaneo y la uruguayense María José Bonifacino, en ese orden, y se adjuntó una lista complementaria con el nombre de María Virginia Jalil Colome.
En la resolución, firmada por la defensora general Stella Maris Martínez, se consignó, además, que “dado que, al menos, uno de los postulantes se encuentra también ternado en otro concurso corresponde remitir a la lista complementaria en el presente trámite”. Se refiere a Stornini, que encabeza la terna para ocupar un cargo de defensora de primera instancia de Mercedes, en la provincia de San Luis, aunque Jalil Colome también tiene un lugar en esa terna.
El presidente de la República, Mauricio Macri, puede elegir a cualquiera de ellos para elevar su pliego a la Cámara de Senadores.
Stornini, que ocupa el primer lugar en la terna, es oriunda de Córdoba y lleva 10 años como defensora pública en Neuquén.
Lazzaneo nació en Paraná, ingresó como empleado a la Defensoría General de la provincia en 2009 y desde hace tres años es defensor auxiliar en la capital entrerriana.
Bonifacino nació en Concepción del Uruguay, ejerció como defensora federal ad-hoc en Catamarca en 1996, 1997 y 1998, también fue fiscal y jueza ad-hoc, asesora de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca y, actualmente, no ocupa cargos en el Poder Judicial.
Mientras que Jalil Colome es catamarqueña, fue defensora ad-hoc, fiscal y jueza ad-hoc, también funcionaria de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca y tampoco ocupa cargos en la Justicia.
A partir de ahora, el presidente Mauricio Macri deberá elegir a uno de los candidatos y nominarlo para que la Cámara de Senadores preste el acuerdo correspondiente, tras la entrevista con el postulante.
Mientras tanto en el cargo se desempeña, en forma interina, Julieta Elizalde, actual defensora del tribunal oral.

Deja una respuesta