El ‘Giacomotti’ ofrece un abordaje integral contra el tabaquismo

El tabaquismo se define según la OMS en “Dependencia a la nicotina del tabaco, la cual genera diversas enfermedades en el cuerpo humano después de un consumo constante de esa sustancia y de otras que ingresan al torrente sanguíneo en cada inhalación” El cigarrillo contiene aproximadamente 7000 sustancias tóxicas, de las cuales 70 son cancerígenos. Tóxicos: Monóxido de carbono, Alquitrán, Metanol (combustible), Naftalina, Amoniaco (desinfectante), Arsénico, Radón, Acetona (removedor de esmalte), Formol, Veneno para ratas, entre otras. La nicotina es un alcaloide natural que se extrae de las hojas de tabaco, y es el principal responsable de la adicción, con poder adictivo superior al alcohol, heroína o cocaína.

Más datos
Cuando hablamos de Tabaquismo, hablamos de un problema de salud pública con una prevalencia alta (1/3 de la población) y una mortalidad y consumo de recursos elevados. Siendo la 1ra. Causa de muerte prevenible en el mundo, habiendo tratamientos eficaces que son de bajo costo y mucha efectividad (Costo-efectivo)
La mitad de los tabaquistas van a morir por causa directa del consumo de tabaco además que el tabaquismo tiene la capacidad de dañar a quienes no consumen cigarrillos pero inhalan el humo (Tabaquismo Pasivo).
Según el Informe de IECS (Instituto de efectividad clínica sanitaria) en la Argentina el 6,3% de las muertes prematuras y años de vida ajustados a discapacidad ocurridos entre 1990 y 2010 a nivel mundial pueden ser atribuibles al tabaquismo, lo que representa más de 6 millones de muertes por año, 123 personas por día sumado a esto, alrededor de 6 mil muertes de personas que nunca fumaron pero estuvieron expuestas al humo de tabaco ajeno. Se espera para el 2027 un aumento del 50 % de muertes.

Salud
En lo que respecta al sistema de salud el costo directo que genera tratar enfermedades provocadas por el tabaco es de 33.326 millones de pesos por año (año 2016) lo que equivale al 0,75% de todo el producto bruto interno (PBI) del país y al 7,5% del monto que Argentina gasta en salud cada año. La recaudación impositiva por la venta de cigarrillo es de alrededor de 22 mil millones anuales, un valor que apenas llega a cubrir dos terceras partes de los gastos directos provocados por el cigarrillo en el sistema de salud.
También a nivel personal se asocia con disminución de la productividad y con un gran impacto importante en el gasto del bolsillo, factores que contribuyen a la pobreza de los individuos.
Es evidente que debemos ser proactivos para lograr la deshabituación tabáquica, dando consejo sanitario siempre, incluso a los fumadores consonantes, y ofertando apoyo médico-farmacológico, psicológico, nutricional y seguimiento ya que esta es la mejor estrategia para conseguir la cesación tabáquica definitiva, siendo también muy importante evitar el inicio de esta nefasta adicción.

Atención gratuita
En este contexto, los profesionales uruguayenses invitan a toda la población a acercarse al Centro de Salud Giacomotti en el cual pueden obtener un abordaje interdisciplinario del tabaquismo en los horarios siguientes: martes 14 hs y miércoles 9 hs. O consultas por turnos de lunes a viernes de 7 a 22 hs.

Deja una respuesta