El arma era de juguete: Se dispuso la prisión preventiva de joven que intentó perpetrar un asalto

Fue dispuesta la prisión preventiva del joven detenido días atrás por un intento de asalto a mano armada. El ladrón fue reducido por las víctimas cuando se le rompió el revólver de plástico en el forcejeo.

La audiencia tuvo lugar este jueves por la mañana, ante el juez de Garantías de turno, doctor Gustavo Díaz, encontrándose en sala el imputado Joel Ventos de 21 años, su defensor particular, doctor José Pedro Peluffo y la fiscal a cargo de la IPP, doctora María Occhi.

Los hechos

La representante del Ministerio Público hizo uso de la palabra, relatando que Ventos fue uno de los tres sujetos que perpetraron el hecho delictivo ocurrido el 30 de junio alrededor de las 3:00 de la madrugada, cuando 3 jóvenes se encontraban caminando por calle Tibiletti entre Almafuerte y Ereño, en sentido al Puerto Viejo.

En ese momento, las víctimas vieron que pasar en el mismo sentido de su circulación un automóvil marca Volkswagen, de color rojo, tipo Gol o similar, del cual no recordaron la patente, del que se bajaron tres individuos, que corrieron hacia ellos para intentar robarles de sus pertenencias.

«Dame todo, dame todo», fueron las palabras de uno de los asaltantes a sus víctimas, mientras exhibían al menos dos de ellos sendas armas de fuego, pudiendo reconocer a uno de ellos como «Joel Ventos” a quien una de las victimas manifiestó conocer de vista y dio detalle de vestimentas.

Fue en un instante cuando los damnificados intentaron resistir y en un arrebato, le agarró un arma tipo revolver color negro con la cuál le apunta y tomándola del caño se produjo la rotura del caño, notando allí que era de plástico.

De esa manera se generó una pelea y Ventos fue reducido, mientras sus cómplices escapaban, ínterin en el cual llega la Policía y procedió a la detención.

La fiscal atribuye de esta manera el delito de “Robo Agravado” -Art. 166 inc. 2 primer párrafo del C.P.; en calidad de coautor, agregando que el mismo tiene una condena condicional de 3 años dictada en julio de 2018, la cual se encuentra vigente.

La doctora Occhi fundamentó su petición de la prisión preventiva por el plazo de 45 días, señalando además que existen riesgos procesales.

El doctor Peluffo se opuso al pedido de la Fiscalía, entendiendo a su criterio que es necesaria una rueda de reconocimiento para poder comprobar si su defendido fue o no partícipe del hecho, y consideró que con 15 días de detención ya sería suficiente.

Oídas las partes, el doctor Gustavo Díaz hizo un análisis de los alegatos y dispuso hacer lugar al pedido fiscal, peor por el plazo de 30 días, por lo que Ventos habrá de permanecer alojado en dependencias de la Comisaría Primera, a disposición del Juzgado de Garantías y a disponibilidad de la Fiscalía actuante.

Deja una respuesta