Martes 13: La superstición alrededor de un día asociado a la mala suerte

«No te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes»: cada martes 13 aparece esta frase. La creencia popular establece que esta fecha está relacionada a la mala suerte, por diferentes argumentos. Algunos señalan que tiene su origen en la Edad Media, otros lo asocian a la Última Cena y el hecho de que Judas era el apóstol 13, finalmente algunos, con fecha incluida, lo asocian a la caída de Constantinopla en la Cuarta Cruzada, el martes 13 de abril de 1204.

María Trinidad Palazón hace tarot y reiki y explicó «la realidad del martes 13. Es un día cargadísimo de mucha energía ya que hay gente realmente muy supersticiosa. Incluso existe una fobia al número 13. Este día está ligado a varios acontecimientos ‘malos’ que sucedieron a lo largo de la historia y de ahí su connotación ‘mala’. Siempre se relacionó con la mala suerte y la muerte. En el tarot el arcano mayor 13 o el arcano sin nombre en el marselles (un tipo de bajara de tarot), es la muerte».

Y agrega: «Desde mi experiencia sé que es una carta muy estigmatizada, siempre que sale en una tirada el consultante pone cara de pánico. Inmediatamente les explico que no se relaciona con la muerte sino más con la transmutación, y el cambio. El final del ciclo y dejar el pasado atrás, el renacer. Ese es el verdadero signiifcado del arcano, y por lo tanto relaciono este número por ese lado. Por supuesto que las supersticiones existen prácticamente desde el principio de la humanidad y siempre seran respetadas como tal».

Las supersticiones más comunes del martes 13:

– El gato negro. Cruzarse con un felino de pelo oscuro estaba bien visto en el antiguo Egipto pero la Iglesia católica lo consideró un indicio de la presencia del diablo. En muchos países se cree que da buena suerte si se te acerca y mala suerte si camina alejándose de ti.

– Pasar por debajo de una escalera. Esto viene por que los triángulos han sido tradicionalmente símbolos sagrados. Sin ir más lejos, en el cristianismo está la Santísima Trinidad: padre, hijo y espíritu santo. Por esta razón, se considera un sacrilegio y una mala acción cruzar la escalera.

– Romper un espejo. Antiguamente el espejo se utilizaba en las artes adivinatorias, y se dice que se rompían cuando no querían mostrar un futuro aterrador. Por eso se dice que un espejo roto trae consigo siete años de maldición, que es lo que tarda en «curarse» el maleficio.

– Derramar la sal. Considerada símbolo de amistad y durabilidad, derrarmar por accidente este elemento está considerado un mal para esa amistad o vínculo. Por eso, como remedio, se suele recomendar arrojar una pizca de sal por encima del hombro izquierdo.

– Abrir un paraguas bajo techo. Esta creencia es de las más antiguas. Se dice que abrir un paraguas bajo techo (especialmente dentro de casa) es tentar a la mala suerte. Esta creencia empezó en el siglo XVIII en Inglaterra y se sospechaba que quien lo hacía moría ese mismo año.

Deja un comentario