Habló el «Panadero» Napolitano antes del Boca-River: «Está todo arreglado»

Adrián «Panadero» Napolitano fue el acusado de haber arrojado gas pimienta a los futbolistas de River en el superclásico de Copa Libertadores disputado el 14 de mayo de 2015. Recibió una probation por parte de la Justicia, por lo que cumple tres años de tareas comunitarias en una iglesia y no puede concurrir a los estadios de fútbol de todo el país. Producto del vergonzoso ataque a los jugadores, se suspendió el partido de vuelta de los octavos de final de la Libertadores y la Conmebol eliminó a Boca de la competencia.

Ahora, poco antes de un nuevo superclásico por la Copa Libertadores, el hincha de Boca que quedó tristemente en el recuerdo reapareció en una nota en Infobae. «La gente se está dando cuenta de por qué se hizo lo que se hizo. Estaba todo arreglado por Burzaco (Alejandro) para que pasara River, igual que todo lo que vino después. Nunca quisimos suspender el partido, era sólo meter presión y se fue de las manos, porque la idea no era dañarlos físicamente, sino que sintieran que esto es Boca», mencionó, en referencia al por entonces responsable de la empresa Torneos, a cargo de las transmisiones de Conmebol.

Vergüenza en la Bombonera: hinchas de Boca le tiraron gas pimienta a los jugadores de River y el partido se suspendió

En la nota de Gustavo Grabia, el Panadero siguió: «Hoy, después de todo este tiempo, la gente está viendo lo que pasa. Que estaba y está todo arreglado. Por eso creo que voy a poder volver a la cancha: el hincha sabe que nunca quise perjudicar a Boca y que quienes lo están perjudicando son otros».

Romina, su mujer y pareja desde hace 24 años, contó cómo vive hoy Napolitano: «Hoy está mejor, porque lo duro para la familia fueron los primeros meses, cuando nos amenazaban, a mi hija en el colegio la volvían loca y la gente lo culpaba de la eliminación. Con el tiempo eso pasó, pudimos reconstruir una vida normal, salvo los días de partido. Ahí Adrián se pone mal, se deprime, cuando Boca juega de local y mientras sus amigos se van a la cancha él se va a ver el partido solo a la panadería para no estar con nadie. Yo estoy con él desde que éramos chicos y Boca siempre fue su vida. Vendía rifas para juntar plata y viajar al exterior, suspendía compromisos familiares para ir a la cancha, todo giraba alrededor de Boca. Ojalá pueda volver a la Bombonera».

Deja un comentario