«Dejaron el horno prendido, se fueron, se les quemó la comida y los vecinos llamaron a los Bomberos»

Vecinos del Barrio Vicente Obrego, se llevaron un importante susto este miércoles cerca del mediodía, cuando vieron salir humo del departamento 34, donde al parecer no estaban sus moradores,

Ante esta situación, dieron aviso al Cuartel de Bomberos Voluntarios, que llegaron en contados minutos al lugar en una de las unidades.

Como en el domicilio nadie contestaba, los servidores públicos debieron forzar la puerta de acceso con barretas, lo que se hizo ante la presencia de testigos civiles.

Una vez en el interior, constataron que los moradores se habrían ausentado, dejando el horno de la cocina prendido con la comida, la que se quemó totalmente, generando el humo que alarmó al vecindario.

Afortunadamente no hubo que lamentar mayores daños ni personas afectadas, por lo que en cuestión de minutos, todo retornó a la normalidad.