«El verdín llegó a las playas de Concepción del Uruguay»

En estos últimos años, principalmente durante la temporada estival de verano se viene produciendo este fenómeno en nuestro rio Uruguay. Los informes de los diferentes organismos de gobierno como la CARU, no fueron nunca muy claros en transmitir a la sociedad el verdadero peligro que provoca el contacto con las aguas en ese estado.
Frente a esta situación es necesario implementar políticas ambientales y en materia de salud pública que atiendan esta problemática. En diálogo con Ecotur, esto explicaba Mariana Fernández Preisegger, Licenciada en Biotecnología y Biología Molecular:: “ Lo que sucede es que se están vertiendo diferentes efluentes proveniente de las ciudades, las industrias y las actividades agrícolas, directamente a el río o a los arroyos que confluyen en él, sin el tratamiento adecuado o con límites mayores a los permitidos. Ello hace que el agua se enriquezca en nitrógeno y fósforo principalmente, dos elementos que en condiciones normales se encuentran en bajas concentraciones. Bajo esta situación en el lecho de agua se produce la eutrofización, lo que significa un enriquecimiento excesivo de nutrientes en un ecosistema acuático.
El exceso de estos elementos así como las temperaturas elevadas, provocan un aumento en las ‘algas azul-verdosas’ o cianobacterias que naturalmente se encuentran en el rio, pero frente a esta situación proliferan sin límites. Este exceso de algas genera esa capa o verdín que tiene como consecuencia principal aislar el aire del ambiente y no permitir que el oxígeno este en contacto con el agua, y por ende disminuya su concentración, lo que afecta directamente a todo el ecosistema acuático.
Este verdín en función del tiempo se precipita en el fondo y las algas liberan diferentes toxinas. Las toxinas son sustancias que afectan al organismo que las asimila, actuando como un veneno. El problema es que varias son HEPATOTOXICAS (afectan en normal funcionamiento del hígado), NEUROTOXICAS (afectan el funcionamiento del sistema nervioso) produciendo entre otras cosas vómitos y diarreas, además de las DERMATOXICAS que producen irritación en la piel por contacto. “