Torneo federal»A»Gimnasia y Esgrima rescató un empate de local ante Güemes de Sgo. del Estero»

Gimnasia y Esgrima empató 1 a 1 como local ante Güemes de Santiago del Estero, por la decimoctava fecha de la Zona 1 del Federal “A”. El visitante se puso en ventaja con gol de Montiglio a los 15´ del complemeto pero tres minutos más tarde lo igualó Leguizamón con un tiro libre formidable. Hubo un pésimo arbitraje del cordobés Cesar Ceballo.
Cuando no se puede ganar, no hay que perder, reza una de las máximas más antiguas del fútbol. Al Lobo de Bravi no le quedaba otra que ganar de local, pero se topó con el puntero de la zona, que por algo está allí. Ya sea por lo que demuestra adentro de la cancha como afuera. En todo momento el elenco de Santiago del Estero dejó en claro que vino a tratar de ganar.
El Lobo y el Gaucho, de realidades muy distintas en la tabla, regalaron un entretenido partido en el Núñez. De esos en los que cualquiera se podría haber quedado con los tres puntos.El primer tiempo de Gimnasia no fue bueno, le faltó fútbol. Al visitante se lo vio más sólido y con juego más fluido por la tarea del experimentado Montiglio, de Pablo López y Juárez. Todo eso sumado a la potencia de Luis Leguizamón adelante. Los primeros minutos fueron de Gimnasia, que estuvo cerca con un tiro de Leguizamón que desactivó Mendonca. Después se fue diluyendo lo del local y creció el elenco de Martel. Un tiro de Juárez se fue al lado del palo y sobre el final de la primera etapa Lucas De León tapó un zurdazo de Leguizamón.
El complemento casi que no dio respiro. A los 10´se escapó Da Silva por la derecha, mandó el centro y Diego Jara se devoró el gol abajo del arco. Cuatro minutos más tarde, Romero escapó a la marca de Jona Benítez, asistió a Montiglio que paró la pelota en la puerta del área, se acomodó y le dio con clase por abajo al palo más lejano.
Pero si hablamos de clase, qué adjetivo le cabe al tiro libre que clavó en el ángulo Luciano Leguizamón para llegar al empate. Mendonca se estiró todo lo que pudo pero fue en vano. Golazo y el partido se puso 1 a 1.
Después de la igualdad Gimnasia jugó con el corazón en la boca. Yendo a buscar el triunfo con desición pero descuidándose defensivamente. Leguizamón dejó cara a cara a Jara con el arquero pero la la “Joya” le falta brillo. Cuando la jugada pedía un latigazo de zurda, el delantero se enredó solo y le salió un tirito.
Antes del pitazo final, Güemes casi se lleva demasiado premio. Primero con una carambola entre Bernay y Pavón ;y después con una mediavuelta de Romero que reventó el travesaño. El final fue caliente e inncecesario gracias a la floja tarea del árbitro Ceballo, que expulsó a Zelaya por una pelea con Jonathan Benítez.
Terminó en empate, fue justo porque ambos equipos lucharon hasta el final con sus armas. Para el Lobo el vaso medio lleno fue que le descontó un punto a Juventud Unida, que cayó en Gualeguaychú frente a Sarmiento de Chaco. Ahora el equipo de Bravi visita a Depro.