TORNEO FEDERAL»A» – Gimnasia y Esgrima mereció mas que un empate ante Chaco For Ever

Gimnasia igualó sin tantos ante Chaco For Ever y ahora comparte el último puesto con Juventud Unida, que este domingo recibirá a Depro. El encuentro se jugó ante una gran cantidad de público que llegó al Núñez para alentar a equipo uruguayense.  En la próxima visitará a Crucero del Norte.

No fue victoria, fue empate con gusto amargo, porque el equipo de Bravi le jugó de igual a igual a uno de los líderes, le cortó su circuito de juego y le creó al menos tres chances claras de gol. Pero a este Lobo le cuesta mucho armar un festejo en su cancha, el gol le esquiva su amor; lo hace sufrir, padecer partidos y situaciones que, de haber ligado, hoy estaría mucho más arriba en la tabla.

En el arranque del juego lo tuvo Jara pero nada, cuando todos armaban el grito. Fue un aviso de lo que vendría después. Hasta los 15 pasó poco, fueron de estudio de ambos. For Ever, con cinco ex Lobo entre los titulares, mostró poco, muy poco. Chato, aburrido, previsible, con su 9 Cáceres borrado de la cancha por el pibe Juan Manuel Gómez, un acierto Bravi.

Gimnasia se encendía con Oviedo, Fonseca y Leguizamón, apuntalados desde atrás por Vercellino, otra vez de gran partido. Tuvo un par de chances en esa etapa inicial que no se dieron. Enfrente, De León disfrutó de una de las tardes más tranquilas desde que esta en el Lobo.

En la parte final todo fue más a mil, más vertical y fue otra vez Gimnasia el que estuvo cerca en el arranque del juego, con Leguizamón que no pudo aprovechar un fallo de Canuto. El Lobo lo busco con más gente y juego, con Leguizamón en su nivel pero con Jara sin poder marcar de cabeza dos centros que le llegaron justo. Chaco oponía voluntad, con Juan Manuel Ferreyra como el más peligroso. Pero nada más.

Enfrente, con los ingresos primero de Retamar y luego de Musico y Soto, el Lobo terminó acorralando a la visita, pero sin poder encontrar el hueco, el último pase para quedar cara a cara con el arquero y con el gol.