«Vecinos aprovecharon la bajante del río para esculpir la arena de Cambacuá»

En la tarde de ayer, Sebastian Guevara, vecino de Concepción del Uruguay se trasladó a la Isla Cambacuá. Al notar que el agua estaba tan baja, aprovechó la ocasión para realizar diferentes esculturas en la arena.

Así fue que envió a la redacción de La Pirámide una escultura de una sirena de casi dos metros que además publicó en sus redes sociales y generó revuelo. En la imágen se la ve con los brazos abiertos y moviendo su gran cola.