«El Centro Cívico fue pintado durante la marcha feminista»

Nuevamente la facha del Centro Cívico fue vandalizada durante una marcha convocada por el colectivo local “Plenaria Feminista”, que se manifestaron ayer en torno a plaza Francisco Ramírez, en el marco del paro internacional de mujeres.

Una vez finalizada la movilización que tuvo como epicentro la zona más tradicional de la ciudad; las imágenes empezaron a viralizarse en las diferentes redes sociales, donde se podían ver pintadas contra el intendente Martín Oliva y la sociedad patriarcal.

En este marco, una vez que se retiró el grueso de la manifestación se pudo apreciar con claridad dos enormes pintadas en letras blancas que rezaban las siguientes leyendas: “Cuando paren de matarnos, limpio la pared!!!” y “ Oliva menos plata a la iglesia. Más $ para el refugio”.

Si bien no existe persona sensata que pueda avalar al machismo como práctica habitual o el actual grado de violencia que se está atravesando con enorme cantidad de hechos de violencia de género, una vez más aflora el debate en la sociedad “uruguayense” sobre la necesidad o no de vandalizar un edifico público y emblemático como es el Centro Cívico donde también funciona la municipalidad.

La reciente aparición sin vida de Famita Acevedo, en lo que a las claras sería un nuevo femicidio en la provincia (pero que hasta el momento es materia de investigación), volvió a sembrar la semilla de la discordia y el extremismo entre las agrupaciones feministas que reclaman atención ante una ola innegable de hechos de violencia desmedidos contra varias mujeres. Pese a esto, aún existe una resistencia de gran parte de los uruguayenses de naturalizar este tipo de vandalismos que lo único que generan es más enfrentamiento en una sociedad sumamente crispada.

Una vez más comenzará una jornada de intenso debate sobre las pintadas en edificios públicos, relegando el principal motivo de la marcha ante un accionar desmedido de las agrupaciones feministas que creen correcto este accionar.

Desde este medio no se intenta explicitar una postura determinada sobre el final de esta manifestación, ya que se comprende la preocupación social por el avance de los hechos de violencia de género pero al mismo tiempo se repudia este accionar vandálico que no hace más que desviar el objetivo real de la manifestación de ayer. Tal vez es hora de empezar a probar otros métodos de protesta.

Al cierre de esta edición, trabajadores de la municipalidad fueron convocados a último momento para limpiar las pintadas y tratar de amanecer este martes con la facha del edificio limpia y en condiciones.