«Un grupo de periodistas destacados de la ciudad fueron consultados por Concepshow para conocer qué opinan sobre la cuarentena»

Fabián Galarraga:

LT11 – FOLK

Me parece que este tiempo plantea un sin fin de desafíos. Primero lo que significa la cultura del distanciamiento social. La experiencia de acercarse a las personas que uno quiere mediante el teléfono, las redes sociales o videollamadas. Hay un montón de hábitos que van a tardar mucho tiempo en volver a ser como eran antes, si es que vuelven a ser exactamente iguales.

La sociedad debe además de ser solidaria, pensando en no solo cuidarse a sí mismos, sino cuidar a los otros también, debe procurar no caer en la discriminación.

Hace algunos días vimos que por un camionero que se sintió mal cerca de nuestra ciudad y pidió ayuda, muchos hicieron comentarios muy feos. No hay que caer en eso. No hablo de la irresponsabilidad social pero hay cosas que nos pueden pasar a cualquiera y debemos ser comprensivos de ello.

En cuanto a los artistas, hay que pensar que así como la pasa mal el trabajador promedio, para los artistas es un momento dramático. Algunos cobraron el Ingreso Familiar de Emergencia, que parece ser una gota en el desierto, pero al menos es algo.

Sería bueno crear oportunidades para palear esta situación. Para muchos su principal ingreso, que es el arte, está paralizado. Habrá que buscar nuevas formas que mínimamente los acompañe en este momento, ya que los trabajadores del arte van a tener que esperar mucho tiempo hasta que esto se reanude.

Ojala cuando todo esto pase tengamos una sociedad mejor.

Norma Oggier:

LA KE BUENA

Se viene un gran desafío para nuestra sociedad y especialmente para nuestros gobernantes. El reto de sostener la salud y la economía como dos grandes pilares.

La sociedad debe tomar consciencia de que todo está cambiando. No estábamos preparados, pero estamos aprendiendo sobre los nuevos hábitos, nuevas formas de cuidarnos, de entablar vínculos humanos, entre otros.

En principio necesitamos que los sectores más vulnerables cuenten con todo lo básico. Hablamos del acceso a centros de salud, condiciones de vivienda aceptables y agua potable. Sin olvidarnos de una fuente laboral que les permita sostenerse con dignidad.

Debemos seguir cuidándonos, no solo del coronavirus sino de todas las enfermedades que genera la marginalidad.

Creo que el gobierno está haciendo las cosas muy bien, principalmente en salud. Tomó las medidas correspondientes, siendo uno de los países con mejores resultados analizados por el mundo de manera ejemplar. Creo que la “curva” está demostrando datos positivos, más allá de los casos lamentables de fallecidos.

En cuanto a lo económico, por otra parte, también se está obrando bien, ayudando a todos los sectores, desde los más humildes hasta los sectores productivos del ámbito privado. Los que dan fuentes de trabajo.

Esto nos cambio la vida en varios aspectos. En mi caso estoy con mi hijo y su familia, aparte están mi mamá, con mi hermana Pía y  mi sobrina, con quienes no tengo contacto físico. Le cantamos su cumpleaños por videollamada, por primera vez en nuestra vida. Siempre nos hemos reunido en estas fechas y esta vez no pudo ser así.

Pienso que las familias se acercaron para pasar en familia. El trabajo, el ir y venir y las ocupaciones nos alejaron de ese tiempo. Y ese es el aspecto positivo de todo esto.

Otros sectores que no podemos dejar de mirar son las mujeres que fueron violentadas en este tiempo en el seno familiar.

Durante la cuarentena nunca he dejado de trabajar, inclusive los días feriados, no queríamos dejar de acompañar a la gente que está en su casa. Brindamos compañía y se notaba que la gente estaba del otro lado y nos siguió muchísimo.

Por otra parte, en cuanto al marketing, que es mi otra actividad, trabajo mucho por computadora y celular, y pude notar que todo el mundo estuvo muy presente en estas plataformas y le destinó mucho tiempo a utilizar tecnología.

En cuanto a la cultura, es uno de los sectores más castigados. Muchas personas vinculadas a la radio y conmigo tanto a nivele local, como provincial o nacional, todos me han comentado que saben que son los últimos que van a poder trabajar.

Sienten que hay un poco de ayuda que les va llegando, pero es uno de los sectores más castigados. Los eventos y escenarios serán los últimos que van a habilitarse. Por ello los artistas están creando canciones, vinculándose con la gente vía redes sociales, pero eso no simboliza muchas veces un ingreso.

Ahí deben actuar SADAIC y AADI CAPIF, mirando con especial atención. Debe contenerlos y apoyando, desde una postura de alerta.

Ojalá las soluciones lleguen para los asociados de las organizaciones en todo el país, para todos los distintos tipos de artistas, además de los músicos, las organizaciones de las distintas ramas del arte deben estar más presentes.

Gracias Concepshow por estar presente siempre.

Diego Alvarez:

CANAL SOMOS CONCEPCIÓN

Se viene un desafió para todo el arte. En mi caso también soy cantante y habrá que ver cómo los artistas generan recursos económicos. Muchos de los artistas hoy la están pasando muy mal. Muchos tenían armado un circuito alrededor de lo que hacían y se les cortó todo.

Va a ser un gran desafío y cuando esto se libere, los clubes y bailes van a tener el desafío de que la gente vaya, superando el miedo al coronavirus. El arte y la cultura tendrán que esperar mucho tiempo, habrá que cuidar más a los artistas. Hoy muchos están buscándole la vuelta apelando a los aportes voluntarios y eso sirve de gran ayuda, pero habrá que buscar otras herramientas.

En nuestra ciudad la gente ha tomado conciencia, se está protegiendo del coronavirus. Ese es el camino, cuidarnos, pero a su vez evitar el miedo. Hay que tener cuidado y precaución y vamos a estar bien. Eso va a ayudar a que se puedan generar mayores posibilidades de volver a continuar con otra normalidad lo más pronto posible.

Hugo Barreto:

RADIO 9

A mi criterio esta cuarentena en el mundo ha puesto el orden mundial pata para arriba. Si bien pasaron dos décadas de este siglo XXI, recién ahora empieza todo. Hemos visto grandes cambios estos años, en tecnología, nuevas concepciones familiares, laborales, etc. Todo se dio de a poco, pero este virus aceleró los tiempos y en 40 día revolucionó el mundo entero. No será nada igual después de esto.

Estos 60 días han servido para redescubrirnos, generar nuevos vínculos, nuevas formas de comunicarnos. Encontramos nuevas formas de hacer las cosas y las nuevas tecnologías y el internet ocuparon el lugar central. El vínculo laboral y familiar estuvo atravesado por eso.

En mi caso desde los medios no he parado desde el primer día y estoy pudiendo hacer un programa de radio sin ningún compañero en el estudio, cada cual desde su casa y solo yo con el operador.

Se viene una nueva economía y mi deseo es que sea más equitativa y no termine esto en extremos que no nos ha llevado en el pasado a nada. Ojala nos juntemos por las virtudes y no nos separemos por nuestras diferencias.

Ojalá el mundo sea un lugar mejor y esto nos mejore como personas. Mi deseo es que podamos  entender quiénes son importantes y sobre todo saber qué cosas lo son.

Hay que revalorizar el ambiente, la humanidad y el humano. El bienestar personal.

Es un deseo, que esta experiencia nos lleve a ese lugar.