«Hacia una gestión con perspectiva de género»

La Dirección de las Mujeres a través del área de Diversidad logró la incorporación de 25 personas trans y no binarias del colectivo LGTBQ+ en el Programa Nacional Potenciar Trabajo.

La acción tiene como objetivo promover la terminalidad educativa formal y emprendimientos sociales. A su vez se les brindó la asistencia, asesoramiento y gestión del trámite para el Ingreso familiar de emergencia a 17 personas que se incorporaron al sistema.
Desde hace meses, el colectivo trans es recibido por parte del intendente Martín Oliva y de las autoridades de la Dirección de Muejres, Géneros y Diversidad, con fines sociales, de modo de insertar al sector en los mecanismos laborales, culturales, y de cuidado de la salud integral de las personas.

La municipalidad de Concepción del Uruguay tiene como objetivo forjar una gestión con perspectiva de género. Los objetivos en general apuntan al enfoque en derechos humanos entendiendo que todas las personas son sujetos de derechos. Estas acciones de gestión se intensificaron por la emergencia social en el marco del Coronavirus y visibiliza una realidad de un colectivo históricamente olvidado.

Según expresaron las responsables del área de la Mujer, la importancia del resultado de los últimos meses en el contacto con la división de Diversidad es que “se conformaron como grupo y comprendieron que las personas que padecen vulnerabilidad pueden pensar políticas públicas junto a la gestión para resolverlas”.

“Semana del orgullo”

Así es el nombre que se les darán a las actividades organizadas en conjunto con la Dirección de Comunicación Ciudadana. El objetivo es visibilizar la temática y apostar a la conciencia social para convivir en la diversidad.

La agenda comprende: Una presentación virtual de cine trans que tendrá como protagonistas a una productora regional que pertenece al colectivo; charlas de Diversidad y acceso a la salud pública; y el izamiento de la bandera de la diversidad en la plazoleta de Derechos Humanos.

Vale destacar que el Día del Orgullo se celebra en todo el mundo el 28 de junio de cada año. El suceso ocurrió en una taberna situada en Manhattan, Nueva York, y popular entonces entre la comunidad LGBT. Las manifestaciones comenzaron en la madrugada del 28 de junio de 1962 cuando la policía entró a hacer un operativo, algo muy habitual por entonces. Los patrulleros responsables de transportar a los clientes arrestados y el alcohol del bar tardaron más de lo esperado, por lo que una multitud de clientes y transeúntes comenzó a aglutinarse a las afueras de la taberna. La policía quedó adentro sin posibilidad de abandonar el lugar ante tanta multitud, desde entonces se considera un hito en la defensa de la comunidad LGBTq+. Más tarde se tomó como fecha internacional a una respuesta colectiva a la tendencia anti homosexual.