15/10/20 – «Fue condenado a prisión efectiva el asaltante de la “Panadería Vero”

El sujeto acusado del violento asalto a mano armada perpetrado el 22 de junio pasado en perjuicio de la “Panadería Vero”, ubicada en 12 de Octubre y Zaninetti, fue condenado este miércoles a prisión efectiva en audiencia desarrollada en el Juzgado de Garantías de Concepción del Uruguay.

Se trata de Pablo Daniel González de 27 años de edad, que fuera imputado de “Robo agravado por el uso de arma de fuego portación de arma de guerra violación de domicilio robo agravado».

La audiencia se realizó presidida por el juez de Garantías, doctor Gustavo Díaz, presentándose el imputado por videoconferencia desde la Unidad Penal N° 1 de la Ciudad de Paraná, estando presentes los defensores particulares, doctores Diego Eduardo Rueda y Jair Manuel Gay, así como el Agente Fiscal N° 1 Juan Pablo Mariano Gile.

El fiscal hizo uso de la palabra narrando los hechos imputados, señalando que el 22 de junio entre las 08:30 y 09:00,González entró al local comercial donde funciona la «Panadería Vero», donde estaban los dueños y portando en sus manos un arma de fuego tipo pistola marca Hi-Power calibre 9 mm. Apuntó al comerciante exigiéndole le entregue las llaves de la motocicleta que se hallaba frente al comercio.

La víctima le dijo que se lleve dinero, pero el asaltante volvió a exigirle la entrega de las llaves y los teléfonos celulares y ante la negativa realizó un disparo con el arma de fuego hacia la humanidad de panadero Fabián Prediger (51), proyectil que ingresó por debajo de la clavícula izquierda y salió por la espalda, debajo de la escapula, huyendo del comercio tomando la motocicleta y con la misma a tiro se alejó del lugar, pero González fue interceptado por un vecino quien logró que dejara la moto.

Fue así que Prediger sufrió lesiones que demandaron su traslado al hospital y necesitaron intervención quirúrgica, salvando milagrosamente su vida.

Por otra parte, Gile señaló como segundo hecho, el haber portado si autorización legal un arma de fuego calibre 9 mm., con la que además amenazó al personal policial que llegó en su búsqueda y esconderse en un domicilio donde finalmente fue detenido, razón por la cual se le imputó como tercer hecho la violación de domicilio y resistencia a la autoridad.